Expedición solidaria en Mozambique - Parte II

Dejamos atrás el hospital general José Macamo en Maputo (Mozambique) con la Dra. Iraida Tortosa y la sonriente Dra. Ligia Munguabe para dirigirnos hacia el hospital central de Maputo con el Dr. Joan Prat y el Dr. Hugo González. Si estás preparado para esta segunda y tercera expedición, sigue leyéndonos, te va a sorprender. Y si te has perdido la primera parada del viaje, aquí está el artículo, para que no se te escape ningún detalle de esta expedición solidaria.

¡Rumbo hacia el hospital central de Maputo con el Dr.  Prat y el Dr. González! Ambos formaron en oftalmología pediátrica y en oculoplastia a 3 oftalmólogos nacionales y a 4 estudiantes actuales. La oculoplastia, o cirugía oculoplástica, es una subespecialidad en oftalmología que se encarga de reparar las estructuras faciales perioculares, es decir los párpados, órbita y vía lagrimal. Y mientras les formamos para que cada vez tengan más recursos propios y puedan desenvolverse solos, tratamos a los que más lo necesitan con la esperanza de que poco a poco, el país vaya desarrollándose y apueste por la salud visual.

[El Dr. Prat formando a los oftalmólogos locales de Maputo]

Seguimos la travesía solidaria, esta vez nos toca la ciudad de Nampula (a 2.000Km al norte de Maputo) con el Dr. Jon Federio y el Javier Laiseca. También en esta zona, formaron en oculoplástica a la Dra. Sureya y a su equipo, para que aprendan a tratar tumores, y a dos técnicos, Alberto Antonio y Juma Días, para que aprendan a poner las prótesis.

[Aquí vemos a los técnicos formándose para poner las prótesis bajo la mirada atenta de Javier Laiseca]

¿Sabíais que en esta área del país hay un solo oftalmólogo  que da servicio a más de cinco millones de personas? La diferencia es abismal comparando con los países más desarrollados. Desde Ocularis queremos cambiar la situación. Es triste saber que la gente que no vive en la capital y necesita oftalmólogos, no tiene este recurso imprescindible. Por esta razón la labor de Ocularis y las expediciones que se están llevando a cabo.

Y gracias al Javier que es ocularista (aquel que fabrica las prótesis y las pone) y al Dr. Federío; mientras uno estuvo formando a los dos técnicos para poner las prótesis a la gente que operamos, el otro estuvo formando en el tratamiento de tumores.

Así, dejamos a esta zona precaria que quedó después dos décadas de guerra, con una pizca de esperanza y una formación de la cual cada vez más gente podrá beneficiarse.

[Parte del equipo de Ocularis con el director Armand Valera y con los técnicos]


Entradas populares de este blog

TRABAJAMOS PARA MEJORAR LA SALUD OCULAR INFANTIL EN SENEGAL

De formación en el Hospital General José Macamo (Maputo)– Parte I

Expedición solidaria en Mozambique - Parte I